Durante mucho tiempo las mujeres han realizado una labor poco reconocida pero inconmensurable dentro de la sanidad española. Actualmente es un sector según estadísticas feminizado ya que el porcentaje de mujeres frente a hombres supera el 55%. Pero la realidad es que la presencia femenina no es similar en todos los niveles de salud, ya que decrece a medida que se asciende en la escala piramidal de cargos de responsabilidad y directivos. También es desigual la presencia femenina por especialidades y la presencia en relevancia para ser escuchadas en diversos escenarios cómo sociedades, conferencias y congresos. Pero por merecidos logros conseguimos el reconocimiento obligado en todos los campos.

El debate en nuestro sector sanitario no debe recaer en la cuestión de genero sino en la excelencia del personal que conforma este sector, el tema no debería ser hablar de igualdad, sino de calidad asistencial y de los profesionales que la conforman en las variadas ramas sanitarias.

Hemos pasado una época que ha puesto a prueba nuestras prioridades y hemos sido más conscientes que nunca de la importancia de la salud y el bienestar cómo individuos y cómo sociedad. Ya en primera persona, cómo médico estomatólogo, contar cómo en mi clínica lo vivimos en primera línea sin parar de atender las urgencias y lo que no admitía demora en nuestros pacientes. Comprobamos el incremento de varias patologías derivadas del estrés del confinamiento en problemas como el bruxismo y el apretamiento dentario, que en numerosos casos llevó a fracturas de dientes y coronas, desajustes de componentes de implantes así cómo infecciones varias y lo importante que fue dar solución, eliminar el dolor y restaurar el comer sin problemas.

Vimos cómo se acentuaron las enfermedades de las encías por los cambios dietéticos, el aumento de consumo de alcohol, alimentos refinados, tabaco y ansiolíticos. Como ante esta situación para los pacientes primaba la salud bucal y disfrutar de buena función masticatoria. Cuando se fue recobrando la normalidad, estos sentimientos de querer sentirse bien y verse mejor se afianzaron.

Esperemos que recuperemos la normalidad y ni el panorama geopolítico incierto actual nos robe la calma.

Para todos estuvimos ahí y seguiremos estando

En Perio&Implant lo importante es dar solución y restaurar tu boca.