Los implantes dentales son piezas de titanio que se introducen en el hueso de la mandíbula, debajo de la encía, mediante una intervención quirúrgica. Sobre estas piezas se sostienen los puentes y las partes visibles de los dientes, las coronas.  Con esta técnica odontológica, se reponen las piezas dentales pérdidas o se sustituyen las defectuosas.

Los implantes dentales son más duraderos y más cómodos que otros tipos de prótesis. La persona lo adapta como si fuera su dentadura natural, pues tienen gran estabilidad y no se mueven en la boca. Favorecen la masticación y permiten hablar sin dificultades.  

Aunque es un procedimiento que tiene un costo que puede parecer elevado, los resultados realmente compensan. Por supuesto que es necesario acudir a un profesional experto para asegurar el éxito.

Consejos para cuidar los implantes dentales

Los portadores de implantes dentales pueden llevar una vida normal. Sus prótesis se integran a su boca y a sus rutinas y costumbres sin problemas. Después de un tiempo de integrados, la persona no siente diferencia alguna con su dentadura natural.

Sin embargo, existen algunos hábitos que contribuyen a que los implantes no se dañen.  Como siempre que se habla del cuidado de los dientes, la higiene bucal es fundamental.  No fumar es otra condición importante.  El tabaco daña los dientes y las encías, y es agente de transmisión de enfermedades.

 

Los hábitos alimenticios son importantes

La dieta que sigamos influye en todo el sistema corporal que sostiene los implantes, y, por lo tanto, es conveniente fortalecerlo. ¿Cómo debe ser esta dieta?

  • El fortalecimiento general del organismo es clave, porque mejora el sistema inmunitario. Cuando la persona consigue un sistema inmunológico fuerte, sufre menos enfermedades, menos infecciones, menos riesgos para el organismo, en general y para la boca, en particular.  Las infecciones en la boca pueden ocasionar problemas en los implantes.
  • Los alimentos duros tienen que ser masticados con cautela, porque pueden provocar que los implantes se aflojen o que las prótesis se deterioren. Es importante que no se fuercen los implantes. Es el caso de los turrones, caramelos y frutos secos duros, de los turrones navideños, etc.
  • Es recomendable consumir alimentos ricos en calcio, para mantener fuerte la estructura ósea que sostiene a los implantes. Leche, queso, yogurt, son productos que deben integrarse a la dieta.
  • La vitamina D también es fundamental, porque asegura la absorción del calcio. Los pescados y la exposición al sol son fuentes ricas en esta vitamina.
  • En lo posible, hay que reducir el consumo de café y alimentos dulces, en especial las bebidas azucaradas. Los azúcares son enemigos de la salud bucodental.

En nuestra Clínica Dental de Perio&Implant, encontrarás el asesoramiento profesional para aclarar todas tus dudas acerca de la salud bucodental. Contamos con expertos odontólogos especialistas en implantes dentales que te garantizan el mejor tratamiento, y todo ello con la más avanzada tecnología, como es el caso del diagnóstico en 3D.