Open/Close Menu Clínica Dental en Alicante especializada en Implantes Dentales y Periodoncia, Dentista experto en Implantologia 3D y GPS en Alicante
 

No, unas encías sangrantes nunca pueden ser tomadas desde la despreocupación. Ni es algo que ocurre por casualidad, ni algo que simplemente se vaya sin que nos demos ni cuenta para no volver. Cuando te sangran las encías el peor error que podemos cometer es pensar que se trata de algo normal, puesto que eso significará que no aumentamos nuestra higiene bucodental y no acudimos a nuestro dentista de confianza, como puede ser Perio & Implant en Alicante, para poner a solución a un problema que, si no atajamos a tiempo, puede traernos serias complicaciones a nuestra boca y nuestro cuerpo.

¿Por qué sangran las encías?

Las encías sangrantes se dan, principalmente, por una higiene bucodental deficiente. Este desapego genera más y más bacterias en nuestra boca, formando una placa bacteriana que se hace más difícil de retirar, endureciéndose y convirtiéndose en sarro, dando así con una afección conocida como gingivitis.

La gingivitis es una enfermedad de las encías aún en una etapa moderada de su desarrollo, pero no por ello poco importante. Las encías se inflaman y dan paso al sangrado, aunque siempre hay otras posibles causas: trastornos hemorrágicos, excesiva fuerza en el cepillado dental, cambios hormonales durante el embarazo, aparatos dentales mal ajustados, mal uso del hilo dental, algún alimento punzante, infecciones, deficiencia de la vitamina K, etc.

Cuando las encías se inflaman es fácil detectarlo, no solo por su tamaño, sino porque su color se oscurece, se aprecia cierta separación entre el diente y la encía y padecemos de halitosis, puesto que la placa bacteriana acumulada provoca mal aliento, así como mal sabor.

Esta placa bacteriana, sino la frenamos a tiempo, puede hacer que la gingivitis evolucione a periodontitis, que trae consigo un aumento del sangrado de las encías y se convierte en una enfermedad mucho más severa que puede traer consigo incluso complicaciones cardiovasculares.

Frenar el sangrado de las encías

Lo más importante si nos sangran las encías y no tenemos del todo claro por qué, es acudir al dentista. El o la profesional podrá darte el mejor diagnóstico para que sepas de manera certera qué es lo que te ocurre, así como te dará las pautas para seguir en tu casa y no solo poner fin a este problema, sino también aumentar la salud de una boca que hay que proteger.

En casa, algunas recomendaciones pueden pasar porque hagas de tu cepillado dental uno que dure dos minutos, en el que no emplees tanta fuerza, hagas movimientos circulares o elípticos, y con un cepillo que tenga un cabezal pequeño y cerdas suaves y redondeadas. Si sufres de placa bacteriana, lo mejor es que lleves tu higiene bucodental a un nivel superior, como con el hilo dental, que has de pasar de manera suave entre los dientes para hacer de tu higiene una más completa.

Si puedes, hazte con una pasta de dientes fluorada, pues el flúor ayuda a reducir la acumulación de placa bacteriana, puesto que es especialmente fulminante con las bacterias y son estas las causantes de tu sangrado de encías.

También, pregúntate a ti mismo/a acerca de tu alimentación, puesto que una dieta pobre en nutrientes hace nuestra boca más susceptible a la acumulación de bacterias y gérmenes, así como malos hábitos como el tabaco o el sedentarismo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.