El paciente acude a la consulta con malposición dentaria y maloclusión que le genera severos problemas funcionales y estéticos. Una vez corregida, a través de una ortodoncia, los dientes vuelven a su posición correcta,  solucionando la oclusión recuperando la función masticatoria, evitando la sobrecarga en los molares. Devolvemos la estética y sonrisa al paciente.