La enfermedad celíaca o celiaquía, también conocida como la intolerancia crónica a la ingesta de gluten, es una afección autoinmune que impide la adecuada digestión de una proteína que se encuentra en la gran mayoría de cereales que consumimos en nuestra dieta , que a pesar de que principalmente afecta a nuestra digestión, también lo hace a nuestra salud bucodental.

El problema que abordamos en estas líneas es un asunto del que apenas se habla, y sin embargo, muy común. Se trata de una situación que puede ayudar en gran medida a diagnosticar de una forma precoz la enfermedad celíaca en los niños, debido a que si aparecen ciertos síntomas, puede que estén relacionados con esta enfermedad.

El retraso en la erupción dental, el cambio del color blanquecino de las piezas dentales al amarillento, el esmalte áspero, las inflamaciones en la mucosa bucal o la aparición de afta de manera frecuente, son síntomas que pueden indicarnos la necesidad de acudir a un especialista.

Las afecciones en las piezas dentales suelen ser más comunes en los molares y los primeros incisivos, ya que se trata de piezas que se forma y calcifican durante la etapa de crecimiento del niño. Un dato alarmante es que hasta en el 71% de las personas celíacas se da esta afección bucodental. No obstante, estos problemas no tienen por qué aumentar el riesgo normal de padecer caries si se mantiene una higiene bucodental adecuada.

Por todo lo expuesto anteriormente, las personas que padecen la enfermedad celíaca tienen que prestar una especial atención a su salud bucal, pues se ha comprobado que este problema digestivo provoca una mala absorción del calcio, desembocando en esos frecuentes defectos en la estructura de las piezas dentales.

Cabe mencionar que una persona celíaca puede disfrutar una vida totalmente normal y una correcta salud bucodental siempre que siga los consejos y recomendaciones de su odontólogo.

No olvides que la máxima para prevenir cualquier problema de salud es la prevención, así como la detección de forma precoz. Una adecuada higiene bucodental, un estilo de vida saludable y las visitas periódicas a tu dentista, contribuirán al adecuado mantenimiento de tu salud bucodental, seas celíaco o no.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.