color de los dientes

A la hora de elegir el color ideal de los dientes, no hay un tono estándar y cada persona tiene sus propias preferencias. Una guía de colores puede ayudar bastante en la elección.

Básicamente, las guías más utilizadas de colores serían las formadas por el marrón y el amarillo rojizo, el gris y gris rojizo. En cada una de estas gamas se encontrarán niveles de opacidad diferentes, que formarán el color exacto de los dientes.

Lo ideal en la utilización de estas guías es comparar el color natural de los dientes con el color que corresponda en la guía. Mientras algunas personas quieren un cambio inmediato en su coloración, otras prefieren hacerlo de forma progresiva. El resultado final obtenido dependerá de varios factores, como el color natural de los dientes, las dificultades para eliminar las manchas y el tratamiento seleccionado.

Consideraciones previas del color de los dientes

El tono de los dientes está condicionado por genética. Viene definido por el esmalte y el color de la dentina. El esmalte no tiene color, aunque parezca lo contrario. Su grosor y calidad, originado por el porcentaje de mineralización, permite que el color de la dentina se “transparente” en mayor o menor medida.

La dentina tiene un tono amarillento, que también oscilará dependiendo de su grosor y calidad.

El color dental natural suele venir definido por factores como:

  • La edad. El desgaste dental en las personas de una edad avanzada es lo que origina una disminución de la capa de esmalte y, por tanto, un color general más amarillento de la dentadura.
  • Razas y color de piel. Está demostrado que el color de los dientes y el de la piel son inversamente proporcionales. Es decir, que personas de piel más oscura tendrán dientes más claros.
  • Los diferentes dientes tienen tonos diferentes según la pieza que sea. Los caninos, por ejemplo, tienen la capa de dentina más gruesa y por ello tienen tendencia a tener tonalidades más oscuras.
  • También la zona del diente condiciona su color. Por ejemplo, la zona más estable en el color de los dientes es el área central de los mismos.

Lógicamente, los hábitos de higiene dental, dietas, productos alimenticios, etc. influyen claramente en el color de los dientes. Es conocido el efecto del café, vino tino, té y tabaco para ocasionar manchas poco atractivas en las piezas dentales.

Factores a considerar para el cambio de tono en los dientes

  • Una modificación en dos o tres tonos puede conseguir una diferencia importante en el aspecto visual de la sonrisa.
  • Los métodos de blanqueamiento pueden conseguir cambios de hasta nueve tonalidades o más. Pero la mayoría de las personas que eligen el blanqueamiento o cambio de tonalidad, lo hacen entre dos y siete.
  • Cada sistema de blanqueamiento elegido tiene sus ventajas e inconvenientes. Algunos métodos como el láser consiguen resultados más atractivos a la vista, pero su coste también es superior.
  • Los métodos más utilizados de blanqueamiento dental, que suelen realizarse con peróxido de hidrógeno, no causan ningún daño en los dientes. Algunas personas pueden tener determinados efectos secundarios, como podría ser el caso de dientes sensibles o también de encías irritadas.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.