manchas en los dientes

Si observamos los dientes a varias personas a la vez, podremos ver que el blanco no es igual en todos los casos. Hay varios factores que pueden condicionar el color de los dientes, además de su color y grosor originales, los hábitos alimenticios que no se complementan con una buena limpieza (consumo de tabaco, café, vino tinto, restos sólidos), etc.

Causas.

El paso del tiempo hace que los dientes pierdan su brillo original, originándose un color amarillento provocado por algunos alimentos, además del tabaco. Además de dar ese tono amarillento, algunos alimentos también van erosionando el esmalte de las piezas dentarias. No es que se aporte el tono amarillo, sino que, en realidad, los dientes van siendo más transparentes cada vez, y termina resaltando la dentina, que es la parte que está bajo el esmalte y tiene un color amarillento.

También las fisuras y micro fisuras a causa de pequeños accidentes o bien de un excesivo rechinado de dientes pueden ir afectando al esmalte. Las manchas pueden ser extrínsecas o intrínsecas. Las primeras se deben a una mala higiene, determinados alimentos y bebidas, algunos antibióticos y determinados enjuagues bucales: las intrínsecas son causadas por el flúor, el desgaste de personas mayores a causa de la edad, antibióticos con tetraciclina, etc. Además de estos agentes que causan las manchas, fumar también puede ser causa de manchas importantes, y también la caries dental.

Manchas de medicamentos.

Hay medicamentos que pueden oscurecer el color de los dientes. Por ejemplo, el conocido flúor aplicado en exceso puede ocasionar lo que se llama fluorosis, que se manifiesta con pequeñas manchas blancas que van saliendo en la parte externa de las piezas dentales.

Tratamiento.

En cuanto al tratamiento, lo primero es reducir y limitar el consumo de los alimentos que causan las manchas sobre el esmalte, y los productos ácidos que lo deterioran. Si los dientes han llegado a una fase avanzada de transparencia, es difícil que un tratamiento blanqueador sea plenamente eficaz.

Los resultados en el proceso de eliminación de estas manchas o pigmentaciones, dependerán de la contundencia del proceso de eliminación, de la sustancia que causó las manchas e incluso de los caracteres individuales de cada paciente. El blanqueamiento se realizará si el esmalte dental aún es recuperable y su deterioro no es grande; en casos más graves, es preciso aplicar otras soluciones más complejas, como es el caso de máscaras y fundas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.