Si te sangran las encías durante el cepillado dental, tienes un problema. Mucha gente puede pensar que esto ocurre debido a que sus encías son sensibles, pero no es así. Lo cierto es que más del 80% de los españoles mayores de 35 años tiene problemas en las encías. La gingivitis es una enfermedad muy frecuente y el sangrado de las encías está directamente relacionado con ella. Para evitar estas molestas complicaciones, vamos a ayudarte a conocer sus causas y prevenir su aparición.

Causas del sangrado gingival

  • Higiene bucodental insuficiente o incorrecta. Tanto un mal cepillado como un incorrecto uso del hilo dental fomentan la aparición de placa dental. Esta suele ser una de las causas principales.
  • El tabaco. Provoca la reducción del flujo sanguíneo y de nutrientes a la encía y la acumulación de placa bacteriana.
  • Enfermedades como hepatitis o diabetes tembién están relacionadas con problemas en las encías.
  • Cambios hormonales durante el embarazo.
  • Dietas desequilibradas con consumo excesivo de azúcares y bebidas carbonatadas.
  • Maloclusiones dentales y problemas como el bruxismo.

Gingivitis y periodontitis, las principales amenazas.

Cuando se desarrollan enfermedades en las encías, no suele haber síntomas de dolor ni gran malestar, por eso es importante tratarlas rápidamente. Las dos principales enfermedades de la encía son la gingivitis y la periodontitis. Aunque ambas son de origen bacteriano, la primera consiste en la inflamación reversible de la encía y es más leve. Sin embargo, la periodontitis es mucho más grave, ya que afecta a la estructura de soporte del diente: hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento dental

Por ello, tan pronto como detectemos problemas en las encías debemos acudir al odontólogo para iniciar un tratamiento adecuado.

Recomendaciones para prevenir problemas

Es muy importante adquirir una serie de hábitos que nos ayuden a prevenir el sangrado de las encías. La recomendación principal es mantener una limpieza oral correcta. Debemos aplicar un cepillado de dientes adecuado, no muy agresivo, hacer un buen uso del hilo dental y de colutorios antisépticos. No debemos olvidar cepillar la lengua, ya que acumula la mayoría de las bacterias.

Otro hábito aconsejable es mantener una dieta rica en antioxidantes. Hay estudios que recomiendan las vitaminas C y E, los alfa y betacarotenos y el zinc.

También es muy importante evitar el tabaco para mantener la boca libre de bacterias y placa dental.

Por último, debemos acudir al dentista cada seis meses y realizar una limpieza dental una vez al año. Así nos aseguraremos de tener unas encías sanas y una sonrisa saludable.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.