embarazo

La mujer experimenta grandes cambios hormonales a lo largo de las diferentes etapas de su vida, tales como la pubertad, la menstruación, el embarazo o la menopausia. Estos cambios hormonales propician la exageración de la reacción de la encía frente a la placa dental. Es por ello que la salud bucal durante el embarazo cobra especial relevancia.

La cita con el odontólogo debería ser durante el embarazo una parte más del cuidado especial que se requiere cuando una mujer está en cinta, pues diversos estudios apuntan que los cambios en los niveles hormonales que se experimentan durante el embarazo pueden influir directamente sobre la salud bucal. Así, existe una relación directa entre los nacimientos prematuros, el bajo peso del bebé y las enfermedades periodontales.

Asimismo, podemos afirmar que el embarazo afecta a los tejidos de soporte y protección de las piezas dentales. Un ejemplo de ello es que 5 de cada 10 mujeres embarazadas sufren gingivitis, lo que podría estar relacionado con la existencia de bacterias en un huésped cuyo sistema inmunológico se encuentra alterado ante el embarazo.

Igualmente, la diabetes gestacional puede surgir durante el periodo de embarazo. Un claro ejemplo de este apunte es la diabetes mellitus, una enfermedad sistémica que predispone a una infección oral. Este tipo de diabetes es la enfermedad endocrina más común y trae consigo un conjunto de trastornos metabólicos que se caracterizan por elevar los niveles de glucosa en la sangre, así como otras complicaciones de mayor gravedad en el largo plazo. Para tratar esta enfermedad durante la gestación se utilizarán todos aquellos procedimientos que se consideren oportunos para reducir los riesgos inflamatorios e infecciosos.

¿Cambia nuestra boca durante el embarazo?

Para llevar un embarazo con normalidad y disfrutar de una adecuada salud bucal durante el embarazo debemos prevenir este tipo de problemas. Algunos sencillos consejos que pueden servirte de gran ayuda para proteger tu salud bucal durante esta bonita etapa de tu vida son los siguientes:

  • Acudir de forma regular al dentista para evitar y prevenir este tipo de problemas.
  • Llevar un estilo de vida saludable: ejercicio suave al menos dos veces a la semana y una alimentación equilibrada.
  • Ser conscientes de que los cambios producidos durante el embarazo influyen en la salud bucal.
  • Ser conscientes de la importancia de mantener una higiene bucal constante y total.
  • Reforzar nuestra higiene bucal con un enjuague bucal.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.