bruxismo

De igual manera que mientras estamos despiertos tenemos hábitos o tics involuntarios, cuando dormimos ocurre lo mismo, la mayoría son inofensivos pero algunos pueden ser síntomas de una enfermedad. Así ocurre con el bruxismo, que es, precisamente eso, un hábito involuntario nocturno. Es posible que una persona no sepa que lo padece, pero en cambio sí que notará las molestias que ocasiona a lo largo del día.

Consiste en apretar la mandíbula y hacer rechinar los dientes mientras se duerme, afecta por igual a hombres y mujeres, de hecho 2 de cada 10 personas están o han estado afectadas por esta enfermedad. Los síntomas son variables, van desde levantarse con dolor de cabeza, dolor de oídos, dolor en los músculos de la mandíbula y dolores cervicales, hasta la deformación de las piezas dentales, que podían llegar a desgastarse y aflojarse sin un tratamiento.

Es probable que no haya oído hablar del bruxismo pero sí que se sienta identificado con algunos de los síntomas descritos, si es así lo mejor es acudir a su odontólogo para que valore el caso y determine si se trata o no de bruxismo así como determinar cuál es el mejor tratamiento para cada caso. Ya que no será el mismo en todos los casos, podría tratarse de un caso incipiente que se trate buscando solución a las causas o bien uno que se haya hecho crónico y se tenga que tratar poniendo una férula de descarga por la noche para dormir, así la presión que se ejerce no recae sobre los dientes y evitamos daños en las piezas dentales y dolores musculares. Una férula suele ser el tratamiento más común, pero hay que recordar que no cura la enfermedad, tan solo aminora los síntomas.

Sobre su origen se puede dar por diferentes motivos, bien físicos, como una mala postura al caminar que afecta a la espalda y cuello, nuestra forma de dormir o bien algún problema neurológico, aunque uno de los más comunes es el estrés y la ansiedad causados por el actual ritmo de vida. Si tiene una causa física habrá que tratar, además de aliviar los síntomas, la causa que lo provoca; si se produce por un motivo emocional habrá que buscar una forma de relajación para combinar con el tratamiento.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.