Hay una relación directa entre la salud dental y el bienestar y el rendimiento del atleta y del deportista. Una adecuada limpieza y revisiones dentales para los deportistas son imprescindibles. De esta manera, se evitarán las infecciones en la boca que pueden comprometer y afectar a otros órganos del cuerpo. También mantendremos alejada la fiebre y con ella la disminución de las defensas y una debilidad general que afecta de manera determinante el rendimiento en el deporte.

Más higiene y menos placa bacteriana

No importa si somos profesionales o amateur. En cada caso, visitar al dentista dos veces al año incidirá positivamente en las metas que el deportista se plantee.  Es una verdadera necesidad, ya que el gasto calórico que implican las rutinas de ejercicios obliga a comer más veces al día. También aumentan las respiraciones por la boca que ocasionan resequedad, un caldo de cultivo ideal para las bacterias.

La explicación es sencilla: si se desbordan, las bacterias de la boca pueden pasar fácilmente al torrente sanguíneo y llegar a otras partes del cuerpo. Con ello se debilita el sistema inmune, que pierde fuerza ante el entrenamiento periódico. Las consecuencias pueden ser inflamación de las articulaciones, fatiga, agravamiento de las lesiones o desgarros musculares.

Placa bacteriana y bruxismo

La placa bacteriana, que no es otra cosa que la acumulación de bacterias entre los dientes y las encías, es una gran enemiga del deporte: ocasiona caries, infecciones y enfermedades periodontales. El sangrado de las encías, conocido como gingivitis, las caries y otras infecciones bucales, producen fiebre, malestar y debilidad. Como consecuencia, el entrenamiento debe suspenderse. Esto también ocurre porque la práctica deportiva aumenta la sequedad de la boca, produciendo menos salivación.

Cuando rechinamos o apretamos muy fuerte los dientes estamos en presencia de bruxismo, padecimiento que ocasiona tensión muscular, además de desgaste dental. Por lo general esto ocurre cuando dormimos, con lo cual se afecta también el necesario descanso para el deportista. Esta es una enfermedad que afecta a los deportistas que viven frecuentes episodios de estrés

Si tenemos una mordida incorrecta por piezas dentales perdidas o dañadas, podemos sufrir dolores de muelas y en la espalda y cuello. Esto también puede afectar la alineación corporal y el rendimiento deportivo.

Deportista, cuida tus dientes

Si un deportista quiere cuidar sus dientes lo primero que debe garantizar es una correcta higiene bucal. Cepillarse los dientes al levantarse, después de cada comida y antes de dormir, es una auténtica obligación. Es imprescindible utilizar una pasta dental con flúor, así como hilo dental de manera periódica. El cepillo debe ser de cerdas suaves para no dañar el esmalte.  Entre otras cosas, por la mayor ingesta de comidas para rendir en la rutina deportiva diaria.

Tampoco el profesional o aficionado al deporte puede olvidar la correcta alimentación, baja en azúcares, para minimizar daños. Si son atletas de alta competición, que requieren más glucosa, extremar la higiene dental es indispensable, siempre que se haga de la manera correcta. Como vemos, el cuidado de los dientes del deportista, elcontrol periódico, higiene y una dieta adecuada, son indispensables para lograr un mejor rendimiento físico

Write a comment:

*

Your email address will not be published.