Si estás pasando por un tratamiento de ortodoncia, debes llevar unos cuidados especiales para mantener una buena higiene bucal. Vamos a darte unas claves para prevenir complicaciones periodontales y para que tu tiempo con los brackets sea más llevadero. Si las cumples todas, te aseguramos que tendrás un resultado óptimo y la salud de tu boca será perfecta.

La higiene es la clave

Llevar ortodoncia significa extremar la limpieza bucal. Después de cada comida hay que limpiar cada diente de manera exhaustiva para evitar la formación de placa bacteriana, el sarro o la caries.

Recomendamos que uses cepillos específicos para ortodoncias, además de otros interdentales. Coloca el cepillo a 45 grados desde la encía, limpia cada diente cuidadosamente, tanto en la superficie interna como la externa. Pon especial atención alrededor de los brackets y bajo los alambres. Usa la seda dental para los espacios interdentales y, si hay espacio suficiente, usa cepillso interproximales. Además, es conveniente el uso de colutorios especiales para ortodoncias, con acción anti placa y remineralizadores del esmalte.

Qué hacer en el día a día

Cada vez que tu dentista ajusta tu ortodoncia, es normal sentir presión y molestias sobre todo los primeros días. Si las molestias persisten, recomendamos tomar analgésicos para paliar ese dolor, siempre bajo la prescripción de tu odontólogo.

Además, puede ocurrir que un bracket se despegue o algún alambre quede suelto. Cuando esto ocurra lo mejor es ir rápidamente a la consulta del dentista. Mientras tanto, puedes aplicarte cera para evitar heridas en tu boca.

Vigila tu alimentación

Al principio del tratamiento de ortodoncia, es recomendable ingerir alimentos blandos. Evita los muy duros y crujientes para prevenir que se rompan los brackets. Corta las raciones en trozos pequeños antes de comer y evitarás roturas en tu ortodoncia.

Además, te desaconsejamos ingerir alimentos azucarados, ya que fomentarán la caries mucho más rápidamente. Si además consumes chicles o caramelos, correrás el riesgo de despegar algún bracket.

La gran aliada de tu boca en las comidas es la cera dental, protegerá tus encías y lengua de roces y lesiones.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.