la mejor pasta

Entre las funciones importantes que cumple la pasta de dientes, está eliminar aquellos restos de alimentos que nos quedan en la boca después de las comidas, así como la prevención de enfermedades bucales como la caries, impedir la formación y el desarrollo de bacterias, y una protección general de nuestras piezas dentales.

Los beneficios de la pasta dental

Entre las saludables aportaciones de la pasta dental para nuestra salud oral, está el combate contra la caries, la eliminación de la placa bacteriana, un aliento más fresco, potenciar la mineralización de las piezas dentales, una limpieza y pulido más efectivos de los dientes, y eliminar las manchas que los afean.

En cuanto a la cantidad de pasta para dientes que tenemos que emplear, aunque lo aconsejable es la limpieza dos veces al día, no es preciso utilizar demasiada cantidad. Se dice que el equivalente a un garbanzo sería la cantidad suficiente.

¿Cómo elegir la mejor?

En general, las pastas que se venden en los mercados suelen cumplir bien sus funciones. La mayoría de ellas aportan un buen porcentaje de flúor. El flúor sigue siendo el componente más efectivo en la lucha contra las caries. Pero hay que tener algunas precauciones. Una de ellas es la conocida para los niños, que no deben usar pasta de dientes de adultos, sino la específica para su edad.

Hay pastas dentales específicas que ayudan en el tratamiento de algunas enfermedades, y para ello es positivo que cuenten con diferentes ingredientes, además del flúor, como es el caso de nitrato de potasio y citrato.

Para los supuestos en que las encías sangren, o estén inflamadas, también hay determinadas pastas dentales que sirven para tratar estas dolencias. Un ejemplo de ello es la clorhexidina, aunque puede ocasionar algunos efectos secundarios importantes. Lo aconsejable es utilizar solo las pastas dentales con este componente durante un máximo de quince días. Más allá de ese periodo, pueden producirnos una alteración del sabor, o una insensibilidad en las papilas gustativas.

Cremas blanqueadoras

En lo referente a las pastas blanqueadoras, los expertos aconsejan que su uso tiene que ser controlado por dentistas, tras un examen previo. Este tipo de productos tienen agentes químicos que pueden erosionar los dientes u ocasionar una gran sensibilidad. Para el tratamiento de estas manchas, lo idóneo es elegir una buena crema blanqueadora. Aunque no tiene la eficacia de un tratamiento dental, este tipo de cremas son cada vez más utilizadas y demandadas en los mercados. Los componentes más usuales en ellas son el peróxido de carbamida y el bicarbonato sódico.

Dentaduras sensibles y postizas

En general, si tenemos unos dientes con especial sensibilidad a los cambios bruscos de temperaturas, lo mejor es utilizar una pasta dental que no contenga abrasivos muy fuertes.

En el caso de las dentaduras postizas, la higiene también debe ser la máxima. Este tipo de dentaduras pueden mancharse y absorber colores, por lo que un buen cepillado es imprescindibles. En la farmacia encontraremos una pasta de dientes específica para este tipo de dentaduras.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.