Las enfermedades periodontales son las enfermedades de las encías, patologías muy frecuentes entre la población adulta. Estas enfermedades conllevan un proceso de inflamación de la encía que se conoce como gingivitis y que en ocasiones produce dolor y sangrado con el cepillado, como consecuencia de algunos grupos de bacterias que se acumulan en nuestra cavidad oral.

Si la gingivitis no es tratada a tiempo o de manera adecuada, podría dar lugar a la periodontitis, una patología más grave que conduce a la destrucción del hueso de soporte de la pieza dental y que puede llevar a perder el diente de forma definitiva. De este modo, estas afecciones tienen consecuencias tanto a nivel estético como a nivel funcional, que pueden influir significativamente sobre nuestra calidad de vida o relaciones sociales.

¿Cómo podemos prevenir las enfermedades periodontales?

En primer lugar, es especialmente importante mantener un adecuado control de la higiene bucodental. Por otro lado, también inciden en gran medida el hecho de fumar, padecer diabetes, estrés o ansiedad.

En las enfermedades periodontales o de las encías, las bacterias crean un biofilm o placa dental que se adhiere a la pieza dental, llegando a crecer por debajo de la encía. Así, las bacterias van ganando resistencia para sobrevivir a los antimicrobianos. De ahí la importancia de una adecuada higiene bucodental que permita eliminar esta placa.

¿Cómo realizar una higiene bucodental adecuada?

No se trata de un asunto difícil o costoso, lo esencial es cepillarnos los dientes tras cada comida utilizando una pasta dentífrica adecuada para nosotros, que nuestro profesional  odontólogo puede recomendarnos. Asimismo, resulta eficaz la utilización de algunos complementos de higiene como la seda dental, los cepillos interproximales, los colutorios o la aplicación de flúor. Una combinación de estas técnicas puede ayudarnos a conseguir una limpieza bucodental mucho más completa que nos permita deshacernos de la placa dental.

Igualmente, cabe recordar la importancia de acudir al dentista al menos dos veces al año para realizarnos una limpieza bucal profesional, gracias a la cual quedaremos libres de placa, previniendo de este modo enfermedades periodontales y de todo tipo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.