La primavera es una estación ideal para disfrutar, donde el clima y la naturaleza tienen un brillo especial. Pero uno de los inconvenientes es que también aumenta el polen y el polvo; esta cuestión, unida a los altos índices de contaminación ambiental, son la clave para las alergias primaverales.

Las señales

Los síntomas de este tipo de alergias comunes son: resequedad en vías respiratorias superiores, exceso de mucosidad, dolor e irritación en los ojos, así como hinchazón e irritabilidad en nariz, oído, boca y garganta.   Las mucosidades tienden a estancarse en exceso en estas áreas, dando lugar a la sinusitis.  

Cuando lo senos maxilares se inflaman, comienzan a realizar presión en los dientes. En especial sobre los molares superiores desde la raíz; de esta forma estos cuadros también pueden afectar a la salud bucodental. Se suele generar sensación de dolor en encías y dientes.

Tratamientos para mantener la salud bucodental durante la época primaveral

Durante una crisis alérgica, se puede producir un aumento excesivo de sequedad en la boca. Esta situación incrementa las probabilidades de que aparezcan caries múltiples, mal aliento y enfermedades en las encías.

Una de las causas de la resequedad en la garganta es la falta de hidratación. La saliva tiene entre sus funciones mantener la boca libre de bacterias; sin embargo, tanto los medicamentos como los cuadros alérgicos contribuyen en la disminución de su producción.

Se debe tomar mucha agua, lo que permitirá mantener la hidratación del cuerpo y regular la producción de mucosidad. Otra recomendación es realizar una limpieza con hilo dental dos veces al día, unido al oportuno cepillado. Así como incorporar gárgaras con agua salada, en la rutina de la higiene bucal y lavados nasales.

¿Cómo combatir las alergias primaverales?

El malestar que conlleva la congestión nasal y los síntomas asociados son incómodos y desagradables. En muchos casos pueden limitar diversas actividades cotidianas. Las personas alérgicas tienen que tomar precauciones que les ayuden a evitar las crisis; la principal de ellas es conocer el grado de contaminación del ambiente y el tipo de árboles, plantas y flores que generan las reacciones más adversas.

Finalmente, es necesario tomar en cuenta que las alergias no se pueden eliminar; lo único que se puede hacer ante ellas es prevenir y controlar sus efectos. Para lo cual, siempre es importante consultar con especialista que elabore un tratamiento personalizado.

En nuestra clínica dental Perio&Implant, ofrecemos soluciones individualizadas, según las preferencias y necesidades de nuestros clientes. Todo ello ofreciendo la más avanzada tecnología y un equipo humano con amplia experiencia.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.